Oficinas last fm

En breve parto para Bangkok (aunque según lo leas yo ya estaré allí, que se andan subiendo los vídeos y esas cosas). Dentro de nada voy a dar el verdadero salto de este viaje. Como decía un amiguete el otro día en los comentarios, “hasta ahora ha sido fácil”. Lo cierto es que nunca he estado en Asia y me hace mucha ilusión y, al mismo tiempo, me genera algo así como respeto. Igual que el viaje que me espera, más de 10 de horas de avión y por la noche. Con lo que me cuesta a mí dormir fuera de mi cama…

Mientras, esta mañana he despertado sabiendo que es mi último día en Londres. Tras recoger todo y preparar la maleta, me esperaba una mañana con la agenda apretada. Pero interesantísima. Gracias a Roger Casas-Alatriste y a Julián Martínez había conseguido ponerme en contacto con Miguel Pellitero, de Last.fm y con Jerome Touze, de WYAN. Dos empresas gigantes que están haciendo las cosas muy bien en Internet y que han crecido a pasos agigantados. Y en apenas media hora de diferencia me iba a ver con cada uno de ellos, y no era fácil, que tienen las agendas más que completas.

Afortunadamente, el destino (o lo que fuere) había hecho que las oficinas de estas empresas se encontrar a diez minutos andando una de otra, lo cual ha permitido que el don de la ubicuidad no tuviera que aparecer en mí brotando por las orejas.

Lo primero que he hecho, por tanto, es acercarme a las oficinas de Last.fm en Londres, donde tienen el centro neurálgico de su empresa. En la zona norte de Londres, en plena “City”, allí me ha recibido Miguel, un español que lleva ni más ni menos que catorce años en Londres y que ha formado parte de esta empresa desde casi su nacimiento. Aunque Miguel lo explica muy bien en el vídeo, para quien no lo sepa, esta compañía está revolucionando el mundo de la radio en todo el mundo gracias a un sistema de radios personalizadas basadas en los gustos de los usuarios y está creando una comunidad espectacular relacionada con la música. Su éxito es tan increíble como que, para que te hagas una idea, Miguel me contaba que ya están 80 personas trabajando. Y de todas las partes del planeta, por cierto. Miguel es el “Country Manager” para España y Latinoamérica.

Como verás, hemos dado un buen paseito por las oficinas de Last.fm y, también hemos charlado un rato con Miguel, en una entrevista en la que nos habla de sus tareas, de su proyecto, de sus intenciones y, cómo no, de alguna que otra recomendación interesante en Londres. Echa un vistazo.


Oficinas de Last FM por pedroja

<embed width="420" height="341" flashvars="type=flv&logo=http://www.minube.com/img/video_logo.png&file=http://s3.amazonaws.com/minubevid/3413a2dc493d63eeb04d4779e6087101&link=http://www.minube.com/rincon/4376" allowfullscreen="true" quality="high" name="mediaplayer" style="" src="http://www.minube.com/flvmediaplayer/mediaplayer.swf" type="application/x-shockwave-flash"/><br><a href="http://www.minube.com/rincon/4376" >Oficinas de Last FM</a> por <a href="http://www.minube.com/usuario/pedroja" >pedroja</a>

Después, y corriendo, he salido hacia las oficinas de WAYN, una red social de viajeros que se ha hecho famosísima en todo el planeta, alcanzando cifras de usuarios espectaculares. Allí me ha recibido Jerome, cofundador de WAYN, a quien tengo que agradecer especialmente su interés y sus ganas de responder a todo lo que le he preguntado pese a haber sido todo un poco improvisado. Además, aunque él sea modesto, su español es más que aceptable. La compañía tiene su sede aquí y, al mismo tiempo, tiene una base importante en Polonia. Y en breve montarán algo en Estados Unidos. Además, tienen previsto aterrizar en España en el futuro próximo, así como en otros países de Europa. De esto y de otras cosas interesantes hemos hablado un ratito.

Aquí tienes la entrevista a Jerome, muy interesante.


Oficinas de WAYN por pedroja

<embed width="420" height="341" flashvars="type=flv&logo=http://www.minube.com/img/video_logo.png&file=http://s3.amazonaws.com/minubevid/ffdeb59919543433aa85ebbec06f43f3&link=http://www.minube.com/rincon/4402" allowfullscreen="true" quality="high" name="mediaplayer" style="" src="http://www.minube.com/flvmediaplayer/mediaplayer.swf" type="application/x-shockwave-flash"/><br><a href="http://www.minube.com/rincon/4402" >Oficinas de WAYN</a> por <a href="http://www.minube.com/usuario/pedroja" >pedroja</a>

Después, como todavía me quedaba día por delante, me he ido a visitar alguno de esos lugares que aún me quedaban por ver en Londres. Me he acercado hacia la Catedral de San Pablo en plena hora de la comida. Y las imágenes eran de lo más curiosas. Cientos (y no exagero esta vez) de personas sentadas en escaleras, bancos, espacios verdes, etc., tomando su almuerzo. Como me decía Miguel unos minutos antes, “esto es para nosotros el verano y hay que aprovecharlo”.

Justo desde la catedral, al ladito, se puede cruzar al otro lado del Támesis a través del Puente del Milenio, el más moderno de todos los que hay por aquí. Además, va a dar justo a la Tate Modern Gallery, por lo que he aprovechado para dar una vuelta, que me apetecía. No tenía mucho tiempo y es uno de esos sitios en los que se pueden perder horas, pero me ha bastado para ver que se trata de un museo excelente, de los que recomiendo sin dudarlo. Arte modernista, vanguardista y, además, un interesante restaurante en la parte superior, octava planta, creo, que ofrece unas vistas ideales de Londres. Así que, cómo no, he aprovechado para comer por ahí y hacer alguna que otra foto.

Desde ahí, me he ido paseando hacia el Tower Bridge. Aunque el otro día lo vi desde la distancia del London Bridge, me apetecía acercarme, que en días soleados está precioso. El caminito ha sido de lo más saludable para bajar la comida. Además, justo al lado está la Torre de Londres, otro de los lugares más famosos de la ciudad. La entrada cuesta unas 16 libras y tú verás si te apetece entrar. Sinceramente, es más un museo que otra cosa y, teniendo todos los museos gratuitos en Londres, yo me lo pensaría. Pero, vaya, que una vez dentro la cosa no está mal, pero es una especie de museo “militar”.

Y poco más, que tenía que volver para el hotel a dejar preparado todo esto, que con el cambio de hora y el vuelo tan largo, a saber cuándo iba a cumplir con la tarea.

Con todo esto termina mi periplo londinense. Han sido cuatro días maravillosos, conociendo a gente fantástica y empapándome de proyectos interesantísimos. He podido disfrutar del sol en una ciudad tan apasionante como Londres y, al mismo tiempo, he podido contaros todo esto por aquí.

Ahora, toca Bangkok. Primera escala en Asia. Por cierto, recuerda que si estás por Bangkok o has estado por allí, puedes compartir tus viajes y tus rincones favoritos en minube. Así ayudarás a gente como yo cuando vaya para allá. Ah, y si estás por allí, dame un toque y nos vemos. Puedes ver mis próximos viajes y, por supuesto, crear el tuyo tras registrarte en tu Red Social de Viajes.

Las próximas líneas, imagino, estarán ya escritas desde Tailandia. Nos vemos.