Guau. Estoy en Asia. En Tailandia. En Bangkok. Según iba en el taxi de camino al hotel me ha dado por reflexionar. Me he dado cuenta de donde estoy y por qué estoy aquí. Y me he quedado alucinado.

El vuelo desde Londres ha sido duro: 12 horas, de noche y, ahora, con seis horas de diferencia horaria. Además, en el avión he tenido la fortuna de tener al lado a un par de adolescentres ingleses en plena “edad del pavo”. Y la “turkey’s age” es, como la nuestra, pero en inglés. Así que, imagínate. Eso sí, a media noche se durmieron y de eso nos alegramos el resto del avión.

En el camino, me he visto “El Padrino”. Ni más ni menos. Teníamos un servicio de estos modernos que tienes tele con un montón de películas y series por ver y, entre todo el catálogo, me apetecía ver a Brando y Pacino en versión original para pasar el rato. Qué peliculón.

Una vez en el aeropuerto de Bangkok, y no tan cansado como creía que iba a estar, he confirmado que se me acabaron los tiempos soleados. Es época de Monzones, que nada tienen que ver con los “Pinzones” pero que, para qué decir lo contrario, joden lo suyo. Vaya, que llueve. Y no tiene pinta de que vaya a aclarar, así que me parece que me toca mojarme. Pero, bueno, el tiempo en sí no es que sea malo. Hace un calor del bueno aumentado por una humedad agobiante, así que el agua hasta refresca.


Aeropuerto de Bangkok por pedroja

<embed width="420" height="341" flashvars="type=flv&logo=http://www.minube.com/img/video_logo.png&file=http://s3.amazonaws.com/minubevid/fa378135a6436e3c8df4b27d7eed0588&link=http://www.minube.com/rincon/4403" allowfullscreen="true" quality="high" name="mediaplayer" style="" src="http://www.minube.com/flvmediaplayer/mediaplayer.swf" type="application/x-shockwave-flash"/><br><a href="http://www.minube.com/rincon/4403" >Aeropuerto de Bangkok</a> por <a href="http://www.minube.com/usuario/pedroja" >pedroja</a>

En fin, que entre unas cosas y otras, cuando me he dado cuenta y he llegado al hotel eran ya las 18 horas de por aquí, pese a que mi cuerpo diga lo contrario. Y estando en ese periodo en el que uno no sabe si lo que le toca es comer o cenar, o dormir y salir, he quedado con Rosario. Rosario es una española que acaba de venir a trabajar a Bangkok, tras varios años en Reino Unido y Estados Unidos. Ya os hablaré de ella mañana…

Pero, como estábamos al ladito, hemos quedado para cenar y me ha llevado a un restaurante local. A un tailandés. Y estaba buenísimo. Se llama restaurante Ban Khun Mae y es más que recomendable.

Y poco más, que hoy el día ha sido corto y raro. Mis primeras impresiones de Bangkok: calor, rascacielos, sonrisas, caos circulatorio, consumismo, pobreza, choque cultural, contrastes, lujo asiático… Estoy seguro de que las ampliaré con el paso de los días. Que por ahora, vienen a ser los tópicos.