Miami Beach

Bajarse del avión en Miami es empaparse. De humedad, digo. De calor. Se nota una barbaridad. Aunque ya sea de noche. Luego ya, generalmente, da tiempo a empaparse de agua en la playita. Aunque no ha sido mi caso. Lo cierto es que mi paso por Miami ha sido bastante accidentado lo que, por tanto, ha impedido que haya podido disfrutar al máximo de esta peculiar ciudad.

Lo cierto es que la cosa no empezó muy bien, luego mejoró, y terminó estropeándose. Afortunadamente, era como si todo empezara a ir mal salvo la salud, por lo que, al fin y al cabo, no hay que preocuparse.
La primera noche en Miami estuve en un motel del que prefiero no acordarme. Más que nada porque de quien más me acordaría es de la familia de la familia (valga la redundancia) que tenía en la habitación de papel cartón que tenía al ladito y que me decir que me dieron la noche sería quedarse corto. Y eso después de cambiar tres veces de habitación (por llamar a eso de algún modo, vaya). La consecuencia de esa noche de insomnio involuntario tras un largo viaje de San Francisco a Miami fue que al día siguiente estaba ciertamente cansado. También se va notando el cansancio acumulado, claro. Y que había que cambiarse de nuevo de hotel. A ver si el próximo, al menos, tuviera Internet, agua corriente, menos bichos en el baño y algo de paz; aunque fuera la justa.

Por otro lado, el tiempo en Miami no pintaba muy bien. Aunque el calor sí que existía, olía a tormenta. Pero no me quejo, que lo cierto es que el cielo terminó respetándome salvo pequeñas excepciones.

Visto lo visto, me acerqué rápido a la playa para tomar unas fotos, pasear un poco por allí y conocer Miami Beach. La famosa playa de la costa de Florida que tantas veces ha sido escenario de numerosas escenas de cine y películas varias. Y, oye, que la playa no es para tanto. No sé si es que tenía el ojo crítico encendido (creo que no), pero lo cierto es que uno se espera una playa como más caribeña. Habiendo estado en Punta Cana o en las playas de la Riviera Maya en México, esta playa de Miami se queda un poco lejos. Recuerda más a algunas playas españolas, como la de Gandía. Es verdad que es enorme, está cuidada y, generalmente, no tiene enormes rascacielos en primera línea, pero no tiene ese brillo que tiene el Caribe más puro. También, al haber tormentas, el agua estaba removida y un poco sucia, lo cual no ayuda a la impresión visual.


Miami Beach por pedroja

<embed width="420" height="341" flashvars="type=flv&logo=http://www.minube.com/img/video_logo.png&file=http://s3.amazonaws.com/minubevid/91265c4571e8491ade94a4d719aea44b&link=http://www.minube.com/rincon/5650" allowfullscreen="true" quality="high" name="mediaplayer" style="" src="http://www.minube.com/flvmediaplayer/mediaplayer.swf" type="application/x-shockwave-flash"/><br><a href="http://www.minube.com/rincon/5650" >Miami Beach</a> por <a href="http://www.minube.com/usuario/pedroja" >pedroja</a>


De todas formas, el lugar es chulo. Si tuviera que elegir un destino de playa caribeña, Miami no ocuparía mi primer lugar, pero, vaya, que no es que la cosa sea horrible, eh…

Lo que sí que recomiendo es dar un paseo por allí durante el atardecer. Eso sí merece la pena. A última hora de la tarde; cuando ya no hay por allí mucha gente y cuando se puede disfrutar del ruido de las olas rompiendo en la orilla. Respirando paz.

Miami Beach


Miami Beach por pedroja

<embed width="420" height="341" flashvars="type=flv&logo=http://www.minube.com/img/video_logo.png&file=http://s3.amazonaws.com/minubevid/d3bb0e7b26195f2f1d5b09392986c5bc&link=http://www.minube.com/rincon/5650" allowfullscreen="true" quality="high" name="mediaplayer" style="" src="http://www.minube.com/flvmediaplayer/mediaplayer.swf" type="application/x-shockwave-flash"/><br><a href="http://www.minube.com/rincon/5650" >Miami Beach</a> por <a href="http://www.minube.com/usuario/pedroja" >pedroja</a>

Recuerda que durante todo el año puedes encontrar vuelos a Miami de forma rápida y económica.