central park
Lo que más me gusta de las ciudades americanas es que no es fácil perderse por sus calles. Están tan cuadriculadas que moverse por ellas tiene bastante lógica. Y Manhattan no es una excepción. Cierto es que ayuda su orografía. Salvando las distancias, la isla es una especie de rectángulo. Casi en el medio se encuentra Central Park, el famoso parque neoyorquino donde uno puede despejarse del ruido y la contaminación de la ciudad para perderse en plena naturaleza, comer en uno de los cientos de bancos alineados que rodean cada camino, tirarse en el césped y hacer un picnic o montar en barca en alguno de los lagos.

Cuanto más al sur bajes en Manhattan, más cerca estarás de todo el meollo. Cuando acaba Central Park, la división del West Side y el East Side deja de ser visible. A partir de ahí, empieza el verdadero corazón de Nueva York. Si bajas por la parte oeste, te encuentras con la conocidísima Quinta avenida. Las avenidas de Nueva York son, digamos, verticales. Van de norte a sur y son como las grandes arterias de la ciudad. Luego hay un montón de calles que las atraviesan perpendicularmente y que, generalmente, tienen también nombres de números, lo que ayuda a encontrarlas fácilmente. Eso sí, digo generalmente porque, de vez en cuanto, tienen nombres típicos de calles. Al igual que las avenidas. Por esta razón, ir de la 5st hasta la 1st no es sólo cuestión de andarse 5 avenidas porque, en medio, uno tiene Madison, Park… Pero, habitualmente, es fácil moverse.

A efectos del turista habitual, la Quinta avenida, normalmente, es un poco decepcionante. Más que nada porque lo que hay en ella son tiendas de gran lujo y acceso a grandes rascacielos de oficinas. Pero, vamos, hay que pasarse por allí. Además, siempre hay alicientes como la famosa Apple Store de Nueva York, la tienda NBA o, como referente cultural, la Biblioteca de Nueva York.


Quinta avenida por pedroja

<embed width="420" height="341" flashvars="type=flv&logo=http://www.minube.com/img/video_logo.png&file=http://s3.amazonaws.com/minubevid/e6402482354f0a7566a9d5220027c60f&link=http://www.minube.com/rincon/2415" allowfullscreen="true" quality="high" name="mediaplayer" style="" src="http://www.minube.com/flvmediaplayer/mediaplayer.swf" type="application/x-shockwave-flash"/><br><a href="http://www.minube.com/rincon/2415" >Quinta avenida</a> por <a href="http://www.minube.com/usuario/pedroja" >pedroja</a>

A mí me gustaron más la Séptima Avenida o Broadway. De hecho, esta segunda creo que es la calle que más recorrí de toda la ciudad. A lo largo de su interminable camino uno se encuentra de todo. La conocida zona de los teatros, las tiendas, el movimiento del Soho, Wall Street… Eso sí, si paseas por ahí, sobre todo cerca de Times Square, es totalmente imposible no agobiarse. La cantidad de gente que pasa por ahí al minuto es sólo comparable a la que pasa por Picadilly Circus en Londres o por Shibuya en Tokyo (al menos, de los sitios que he visitado). Times Square es un sitio raro. Uno se ve ahí, rodeado de inmensos edificios que no te permiten ver el cielo, alumbrado por gigantes carteles electrónicos, agobiado por los cientos de personas que te rodean, sorprendido porque todos los coches que pasan a tu lado son taxis, concentrado en esquivar gente, embutido en un atasco humano cada vez que alguno de los muchos semáforos que regulan el tráfico entre todas las calles colindantes deciden ponerse en rojo…

Pero, oye, que mola estar ahí y vivirlo. Que estando ahí uno se da cuenta de que está en Nueva York. En la famosa Nueva York. En la que tanto has visto en la gran pantalla. En ese sitio que siempre sale en las noticias.

Ese lugar tan especial en el que, casi sin darte cuenta, puedes ver lugares tan raros como la enorme tienda de m&mns World de Nueva York, el especial Toys ‘r us de Nueva York o el restaurante Roxy donde se pueden degustar las que dicen que son las mejores cheesecake de la ciudad. Ciertamente, son tan sabrosas como caras y enormes. Pero, ojo, allí en todos los restaurantes dicen que hacen algo que es el mejor del mundo…